Tratamientos

Inicio / Tratamientos / Blanqueamiento dental

Blanqueamiento dental

Blanqueamiento

Consigue una sonrisa de marfil

El objetivo del blanqueamiento es lograr unos dientes blancos, sin manchas, con uniformidad en los tonos de color. Debemos considerar el blanqueamiento dental como una técnica más médica que estética que, por tanto, siempre debe estar guiada y supervisada por un experto ortodoncista.

 

Quitar las manchas concretas de algunos dientes, igualar el tono de la dentadura, tener una sonrisa más blanca… son necesidades que pueden cubrirse con un tratamiento de blanqueamiento dental. Pero siempre es necesario tener en cuenta que cada caso será evaluado por el doctor, con el objeto de aprobar el tratamiento y decidir cuál es el método más adecuado.

 

En qué consiste el tratamiento

El tratamiento para blanquear los dientes consiste en aplicar los productos adecuados (para profesionales) a distintas intensidades según los dientes. El producto aplicado penetra hasta la dentina y elimina los compuestos orgánicos que provocan la decoloración de los dientes.

 

Si bien es cierto este tratamiento puede incrementar a corto plazo la sensibilidad de los dientes, también lo es que estos efectos se prolongan más allá del tiempo del tratamiento y que NO dañan el esmalte de los dientes. Por eso es importante que un blanqueamiento dental sea siempre supervisado por expertos dentistas, para aplicar los productos adecuados respetando y protegiendo siempre la salud de los dientes del paciente y sin provocarle dolor.

 

Por qué hacerse un blanqueamiento

Los principales motivos por el que los pacientes desean someterse a un tratamiento de blanqueamiento dental son:

  • Quitar las manchas de algunos dientes
  • Contrarrestar el efecto del tabaco u otras sustancias que decoloren los dientes
  • Unificar el tono de los mismos
  • Mejorar la presencia del paciente en su ámbito profesional
  • Incrementar la autoestima del paciente consiguiendo efectos a corto plazo

Este tratamiento no suele tener contraindicaciones y no impide la aplicación de otros tratamientos sobre los dientes, siempre que se encuentre bajo la supervisión de un Ortodoncista y sus recomendaciones.