Saltear al contenido principal

Blanqueamiento dental. ¿Antes o después de la ortodoncia?

Tener una sonrisa bien alineada y blanca no es solamente un símbolo de belleza, sino también de salud y una buena higiene y cuidado dental. Por ese motivo es muy común que los pacientes deseen realizarse tanto el tratamiento de ortodoncia como el blanqueamiento. Sin embargo, una de las dudas que tienen la mayoría de las personas es si pueden realizarse estos dos tratamientos en conjunto, si estos son compatibles, cuándo debe realizarse cada tratamiento y en qué orden. En Clínica Ponce de León tenemos muy claro cuál es la respuesta y en este post queremos revelártela.

¿Qué es el blanqueamiento dental?

El blanqueamiento dental es un procedimiento en el que se busca aclarar el color de la superficie del esmalte mediante un proceso químico de reducción del óxido. Es muy común que las personas que necesitan realizarse tanto el tratamiento de ortodoncia como el blanqueamiento tengan dudas acerca de la compatibilidad de ambos tratamientos y acerca del orden en que deben hacerse. Lo más recomendable es realizar primero el tratamiento de ortodoncia y posicionar correctamente los dientes y posteriormente realizar el blanqueamiento, para perfeccionar estos resultados. Sin embargo, antes de lanzarnos a realizar ambos tratamientos, debemos tener en cuenta algunos factores y procesos de los mismos.

Factores a tener en cuenta

Cuando realizamos el tratamiento de ortodoncia, lo más habitual es que algunas ortodoncias dejen las encías un poco sensibles. Esto es totalmente normal y no es algo por lo que preocuparse, ya que este efecto no será en absoluto definitivo. Lo más recomendable es dejar un tiempo de alrededor de 6 meses entre ambos tratamientos para darles algo de tiempo a las encías para que se recuperen. Otro factor que el paciente debe tener en cuenta es que el blanqueamiento lo debe realizar en una clínica profesional y en ningún caso en su propia casa, con un tratamiento por su cuenta. Es muy probable que el paciente que se aplique estos tratamientos por su cuenta lo haga de forma errónea y utilice un exceso de gel que puede ser perjudicial para el esmalte y las encías.

Contar con un profesional es, por lo tanto, imprescindible. Hay que tener en cuenta, además, a la hora de realizar este tratamiento, la existencia de otras enfermedades o reacciones. Si hay presencia de enfermedades periodontales, carillas, coronas o hay un embarazo en proceso, el blanqueamiento puede esperar. Por otra parte, es importante tener en cuenta que, aunque en un principio vamos a notar sensibilidad en los dientes, con el tiempo esta sensación se irá.

Al finalizar el tratamiento de ortodoncia normalmente será necesario realizar un blanqueamiento dental, ya que durante la ortodoncia la higiene de los dientes puede dificultarse un poco. Nosotros te recomendamos que sigas unas pautas de limpieza e higiene de forma frecuente y eficiente para que la placa no se acumule y las manchas no comiencen a aparecer. La placa dental en combinación con ácidos y azúcares de los alimentos que ingerimos aumentan la posibilidad de sufrir manchas dentales, ya que el esmalte dental se desmineraliza. Por otra parte, si no cuidamos nuestra higiene durante la ortodoncia, la placa dental se acumula formando ese sarro de color amarillo o marrón.

Volver arriba