Saltear al contenido principal

¿Cuándo salen y cuáles son las posibles complicaciones de los dientes de leche?

Los dientes de leche son las primeras piezas dentales que salen en la boca, que se caerán para dejar paso a los dientes definitivos. Pero que esto sea así no los hace menos importantes. Su cuidado e higiene son fundamentales. Su cantidad numérica es menor, ya que la dentadura definitiva se compone de 32 piezas, mientras que los dientes de leche son 20, 10 arriba y 10 abajo.

También tienen raíz

Al contrario de lo que algunas personas pueden pensar, los dientes de leche también tienen raíz. Su estructura es similar a los dientes permanentes, es decir, también tienen corona, esmalte y pulpa, que va desde la corona a la punta de la raíz. Esta contiene el nervio y nutre de sangre al diente.

¿Cuál es su importancia?

Como hemos indicado, no por ser temporales necesitan menos cuidados, ya que juegan un papel fundamental:

  • Además de ser imprescindibles para la mordida y la masticación de comida, también lo son para la pronunciación de algunas palabras.
  • Guardan espacio para los futuros dientes permanentes, a la vez que les sirven de guía. Por otra parte, si existen caries en los dientes de leche y aparecen los dientes permanentes, estos corren mayor riesgo de sufrir problemas.
  • Una dentición sana les ayuda a tener una mayor autoestima.
  • Otra de sus funciones es la de evitar flemones y otras posibles complicaciones.
  • Las muelas de leche pueden permanecer hasta los 12 años, por lo que cumplirán una función primordial hasta que erupcionen las definitivas.

¿Cuándo salen?

Habitualmente, los dientes de leche empiezan a aparecer entre los 6 y los 8 meses. Primeramente, los incisivos inferiores, y alrededor de los 9 meses los centrales y superiores. Cuando alcanzan los 12 meses ya suelen tener los incisivos laterales de ambas partes, y sobre los 15 empiezan a salir los molares. Por último, sobre los 24 meses aparecerán los segundos molares de leche.

Posibles complicaciones

Aunque puede haber algunas complicaciones, no debemos alarmarnos. En algunas ocasiones se produce lo que se denomina “dientes de tiburón”. Esto se produce cuando la caída de los dientes de leche se retrasa y los dientes permanentes se abren paso. En estos casos es fundamental acudir a un especialista para estudiarlo a fondo y realizar el tratamiento adecuado.

También es posible que la caída de los dientes se produzca de forma más temprana e, incluso, otra probabilidad es que algunos dientes definitivos no salgan. Esto podría generar una hiperdoncia. En cualquiera de los casos, siempre es recomendable llevar un reconocimiento periódico y adecuado para evitar posibles complicaciones en el futuro.

Volver arriba