Saltear al contenido principal

Hiperdoncia: ¿qué es y cómo tratarla?

Cuando hablamos de hiperdoncia o dientes supernumerarios en el paladar, estamos hablando de casos en los que el número de dientes que hay es superior al que debería haber.

Los dientes primarios, también conocidos como dientes de leche, temporales o deciduos, suman un total de 20. Estos son los primeros en aparecer y que, aproximadamente entre los 8 y los 10 años de edad, se desprenden. Mientras que los dientes permanentes son 28, o 32 si incluimos las muelas del juicio. Estos son los que sustituyen a los dientes primarios, y, normalmente, suele completarse su aparición cuando cumplimos los 21 años.

Cuando el número de dientes es mayor que los indicados, tanto en la etapa de los dientes de leche o temporales, como en la etapa de los dientes permanentes, estaríamos ante un caso de hiperdoncia. Los dientes que nacen adicionalmente reciben el nombre de supernumerarios.

¿Cuáles son sus síntomas?

De forma habitual, los síntomas que podemos encontrar son:

  • Se observa la presencia de dientes apiñados.
  • Problemas de oclusión dental.
  • Retraso en el correcto crecimiento de piezas dentales.
  • Los dientes ya posicionados pueden verse desplazados.
  • Presencia de diastema.
  • Quistes y caries dentales.
  • Dientes en posición incorrecta o no natural.

¿Cuál es su origen?

Los factores que pueden influir en la aparición de dientes en el paladar son varios. Normalmente están relacionados con problemas genéticos, como pueden ser el labio leporino o el paladar hendido. Aun así, no se sabe determinantemente el origen de esta condición dental. También se han señalado como posibles causantes los factores ambientales, al igual que la hiperactividad de la lámina dental durante el desarrollo de la dentadura.

¿Es necesaria la cirugía?

En estos casos, lo más adecuado es la extracción dental. Por lo tanto, suele recurrirse a la cirugía, que se puede realizar con anestesia local. Aunque no existe un momento indicado para proceder a esta intervención quirúrgica, sí que es recomendable no demorarlo. Como hemos indicado, la hiperdoncia suele generar varias consecuencias molestas, lo que hace necesario atajar el problema cuanto antes.

Cada caso puede ser distinto, así como los síntomas que se aprecien. Es por eso por lo que siempre es fundamental acudir a un profesional para que trate la presencia de dientes supernumerarios y nos aconseje cuál es el mejor proceso a seguir. Además, también nos aconsejará y tratará las afecciones generadas por la hiperdoncia. Como ya hemos señalado, una atención temprana ayudará a evitar que nuestra salud dental se vea dañada.

Volver arriba