Saltear al contenido principal

Inflamación de las encías durante la ortodoncia

El tratamiento con ortodoncia es uno que puede conseguir un gran efecto en la sonrisa de los pacientes, sin embargo, también puede incrementar el riesgo de tener las encías inflamadas. Esto ocurre sobre todo cuando el tratamiento es de brackets. En este post te contamos por qué las encías se inflaman e incluso sangran cuando utilizamos brackets y como podemos solucionar este problema.

Hace un tiempo, cuando se trataba de aplicar el tratamiento de ortodoncia a pacientes con encías inflamadas, se presentaba un gran problema e incluso los ortodoncistas se negaban a hacerlo. Esto se debe a que anteriormente había una tendencia a pensar que llevar a cabo este tratamiento en pacientes con problemas periodontales podría incrementar el riesgo a la pérdida ósea. Hoy en día se ha demostrado que el uso de la ortodoncia en encías periodontales no provoca la pérdida de la densidad ósea. No obstante, si un paciente tiene las encías inflamadas, la ortodoncia puede complicar este problema un poco más.

¿Por qué se produce la inflamación de las encías?

Esto se debe principalmente a que cuando utilizamos ortodoncia no podemos cepillarnos los dientes correctamente, ya que el aparato dificulta la limpieza interdental. La mala higiene de los dientes puede provocar que las encías se inflamen. Por otra parte, es posible que unas encías ya inflamadas perciban los brackets como un peligro y reaccionen inflamándose. Por lo tanto, cuando no cepillamos los dientes correctamente se va acumulando la placa, que empuja las encías hacia abajo y provoca infecciones y la enfermedad periodontal. Los cambios hormonales que presentan los adolescentes o las mujeres embarazadas (o las que toman pastillas anticonceptivas) pueden incrementar aún más el riesgo.

Síntomas de la inflamación de encías

El síntoma principal de unas encías inflamadas es sangre a la hora de cepillarnos, encías rojas o hiperplasia (su tamaño es superior a lo normal). El problema comienza primero con la gingivitis y cuando avanza se denomina enfermedad periodontal. Cuando acabamos el tratamiento con ortodoncia y comenzamos a utilizar los retenedores puede que el problema siga existiendo, ya que será también difícil realizar la limpieza correcta entre los retenedores y los dientes. La hiperplasia causada por la periodontitis hace que las encías aumenten su tamaño y sea más complicado aún limpiar los dientes. Sin embargo, debemos recordar un tratamiento de ortodoncia puede solucionar el problema de apiñamiento de los dientes, que también dificulta la correcta higiene de los dientes.

Consejos para evitar la inflamación de encías

Lo mejor que podemos hacer para mantener los dientes sanos y limpios es realizar un buen cepillado. Utilizar hilo dental para limpiar bien la parte que hay entre los dientes mejorará la calidad. Es recomendable cepillar los dientes con un cepillo interproximal y un irrigador bucal. El fin es retirar los restos de comida que se acumulan entre los brackets y los dientes o los retenedores y los dientes. Una buena técnica de limpieza e higiene oral es esencial para evitar que las encías se inflamen y una gingivitis se convierta en una periodontitis. Otra solución muy buena para ello son las ortodoncias transparentes de quita y pon, que podemos retirar para limpiar los dientes como hacemos normalmente.

Volver arriba