Saltear al contenido principal

¿Qué es la periodontitis y qué síntomas genera?

Posiblemente hayamos visto algún caso cercano a nosotros de periodontitis, aunque no hayamos sabido con exactitud su nombre. Es un problema habitual que, si no atendemos con rapidez, puede generar muchos problemas. Cuando hablamos de periodontitis, estamos hablando de una enfermedad que afecta a las encías. Esta va quitando terreno a las encías, lo que puede hacer que, llegado un momento, puedan desprenderse dientes.

Normalmente está relacionada con una higiene dental descuidada, por lo que es primordial el asiduo cepillado de dientes, el uso del hilo dental y acudir a revisiones periódicas.

Síntomas habituales

Los síntomas que pueden aparecer con la periodontitis son varios. Los que se observan de forma habitual son:

  • Mal aliento. La halitosis puede ser un indicador de esta afección.
  • Encías sensibles, rojas o inflamadas.
  • Existencia de pus entre los dientes y las encías.
  • Sangrado de encías de forma frecuente.
  • Dolor o modificación en la forma de masticar.
  • Aumento del espacio entre los dientes.
  • Retracción de las encías.
  • Debilidad o pérdida de dientes. Esto suele ocurrir en casos muy avanzados.

Tratamientos

Según cada caso, se pueden realizar tres tipos distintos de tratamientos: los tratamientos periodontales no quirúrgicos, los tratamientos periodontales quirúrgicos y la cirugía plástica periodontal.

Los tratamientos periodontales no quirúrgicos

En el campo de los tratamientos periodontales no quirúrgicos podemos encontrar dos vías de tratamiento. Por una parte, estaría el raspaje o alisado radicular. Con ellos se elimina el sarro y la placa bacteriana que se encuentra acumulada en las encías, especialmente debajo de ellas. Mediante este procedimiento, se limpiaría bien toda la zona, con el objetivo de recuperar nuestra salud bucal. Para este tratamiento es necesario anestesia.

Por otra parte, también se puede realizar el tratamiento mediante fármacos. Esta opción dependerá del estado en el que se encuentre la periodontitis y si el tratamiento farmacológico será exitoso o resultará insuficiente. En el caso de que se pueda abordar mediante este medio, normalmente se realiza haciendo uso de antibióticos o de enjuagues que eviten que siga avanzando.

Los tratamientos periodontales quirúrgicos

En los casos en los que se requiere intervención quirúrgica, normalmente la periodontitis está bastante desarrollada o se desarrolla rápidamente. Por lo tanto, para evitar que se puedan generar mayores daños en nuestra salud bucodental, se opta por hacer un tratamiento quirúrgico y frenar el avance de la enfermedad. Existen diferentes tipos de cirugía, como son la de recesión de encías, la de injertos de tejido blando y óseo, o la cirugía periodontal ósea.

La cirugía plástica periodontal

Esta operación se realiza con el objetivo de corregir el desarrollo anatómico de la boca, embelleciendo la estética de nuestros dientes.

Volver arriba