Saltear al contenido principal

¿Qué tipo de brackets elegir para nuestro hijo?

La ortodoncia estética es uno de los tratamientos que, actualmente, más se solicitan para corregir la estética de la sonrisa. Sin embargo, hay pacientes que dan una mayor importancia al factor económico o a la rapidez del tratamiento. Por ese motivo, en este post te explicaremos qué tipo de tratamiento de ortodoncia necesitas según tu presupuesto, la rapidez del tratamiento y el tipo de alineamiento que necesitas.

Brackets tradicionales

El apiñamiento dental, los problemas de oclusión y los problemas de mordida, son los más habituales de nuestros pacientes. Los brackets que podemos utilizar para conseguir una sonrisa bonita, saludable y funcional son los brackets tradicionales, estéticos o la ortodoncia lingual. Dentro de estas categorías podemos encontrar varios tipos de ortodoncia.

Los brackets tradicionales son la mejor opción para ti si buscas un tratamiento más económico y versátil. Con versátil nos referimos a que con la ortodoncia de brackets tradicionales podrás solucionar cualquier problema de espacio u oclusión de los dientes. Los brackets tradicionales de metal son mucho más económicos que los cerámicos o de zafiro. Los brackets de zafiro o de cerámica tienen un precio un poco más elevado que los de metal.

En cuanto a la efectividad del tratamiento, los brackets metálicos son un tratamiento muy efectivo, ya que gracias a ellos podemos conseguir unos movimientos ligeros, con una baja fricción. Gracias a ellos podemos reducir el tratamiento de 4 a 12 semanas. Los brackets linguales y cerámicos también pueden acortar el tratamiento de forma efectiva. Sin embargo, el tipo de tratamiento depende de lo que queramos corregir.

Brackets de zafiro

Desde el punto de vista estético, los mejores brackets que podemos utilizar son los de zafiro. Obviamente la ortodoncia Invisalign será mucho más discreta, pero en este post estamos hablando exclusivamente de los brackets. El zafiro es un material altamente resistente que no se mancha fácilmente con los alimentos que ingerimos. Los brackets de cerámica también son altamente resistentes a los alimentos que manchan, además de dar un aspecto muy discreto a la sonrisa.

Brackets estéticos

Los brackets estéticos que sí se pueden llegar a manchar son los de composite, policarbonato o plástico. Además, estos materiales se rompen con más frecuencia. Si lo que buscamos es durabilidad en nuestro tratamiento, lo recomendable será contar con los brackets de zafiro, que tienden una mayor resistencia. En cuanto a la adhesión, los brackets metálicos son los que mejor soportan la fuerza que realizamos con los dientes a la hora de masticar. En muchos casos es recomendable colocar brackets metálicos en dientes como los premolares inferiores, para evitar un desgaste a la hora de comer.

Brackets metálicos

Si lo que te preocupa es la higiene de tus dientes y tu boca, los brackets que menos cuidados higiénicos necesitan son los metálicos. Estos brackets requieren una limpieza mucho más sencilla que los brackets de zafiro, ya que, al ser transparentes debemos tener mucho más cuidado con ellos, y realizar dicha limpieza de forma mucho más frecuente. Las ligas de zafiro deben limpiarse de forma cuidadosa tras cada comida.

Volver arriba